📌Cada día las organizaciones se enfrentan a nuevos retos y uno de estos es el lograr que los empleados “se pongan la camiseta”. Porque los clientes no amarán a la empresa si los trabajadores no la aman primero. Y una de su máxima expresión es reconocer públicamente su pertenencia a ella.

Las motivaciones que nos llevan a formar parte de un grupo de amigos son las mismas que podemos alcanzar para formar parte de una organización, entendida como una comunidad profesional.

Las comunidades se caracterizan por reunir una serie de características que las identifican y las hacen particulares:

  • Identidad. Los miembros de una comunidad comparten intereses, gustos u objetivos en común. Esto le otorga a la comunidad una serie de rasgos y características distintivas que construyen su identidad.
  • Objetivo en común. Los miembros de una comunidad poseen objetivos y metas a cumplir, y todos trabajan en pro del cumplimiento de los objetivos propuestos.
  • Compromiso. El compromiso es uno de los valores clave dentro de una comunidad. Entre sus miembros se crean lazos que permiten la armonía y la búsqueda de un objetivo en conjunto.
  • Propósito. Los miembros comparten valores comunales (que determinan lo que es permitido y lo que no), costumbres y una misma visión o cultura.
  • Interacción. La comunidad se comporta como un grupo o red social, los miembros de la cual interactúan entre sí. Es una estructura dinámica y en constante cambio.
  • Aprecio. Los miembros de la comunidad de respaldan entre ellos, confían los unos con los otros. Es una relación personal de respeto mutuo que incluso puede llegar a la admiración, tanto profesional como incluso personal.
  • Complicidad. Dentro de la comunidad se cuida la relación interpersonal, hay un interés los unos por los otros, de sus deseos, expectativas y miedos.
  • Aprendizaje. La comunidad ofrece aprendizaje y retos constantes, tanto colectivos como individuales. Y el hecho de pasar por situaciones complejas y superarlas, cohesiona y vincula todavía más.

Los aspectos anteriormente descritos permiten crear no sólo vínculos entre la comunidad y sus miembros, sino también entre los propios miembros. Lazos que se construyen sobre aspectos racionales y emocionales.

Desde un punto de vista racional, cada uno de los miembros de la comunidad acepta integrarse y actuar de forma asociada para alcanzar una meta en común, sabiendo conscientemente que colaborar en un equipo permite alcanzar más beneficios que trabajar de forma individual. Porque no sólo es cumplir tu parte, sino es colaborar en equipo para crecer exponencialmente.

Desde un punto de vista emocional, los impulsos que motivan a las personas a ser miembros de una comunidad son lazos de sentimientos afectivos positivos tales como el respeto, la confianza y el aprecio. Y son precisamente estos sentimientos los que sostienen y mantienen la comunidad viva y la convierten en una comunidad no sólo motivada, sino también de alto rendimiento.

En ON Soluciones somos un equipo de profesionales cohesionados y encantados de formar parte de esta organización, a la que nos gusta considerar nuestra comunidad.

Yo me pongo la camiseta, ¿y tú?

Tags

2 Respuestas

  1. Me encanta el contenido y comparto que si sientes los valores de empresa, el cliente se sentirá también más seguro. Ser el mejor abanderado de tu organización!

    • Comparto plenamente esta opinión Encarna. Las empresas que cuidan a sus empleados, estos se convierten en embajadroes de la marca ante los clientes. Gracias por tu comentario!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos