Juan Manuel Martín

Jefe de Proyecto

Ya de pequeño apuntaba maneras haciéndose cargo de su hermano y pasándose por las tiendas del barrio a recoger los encargos que había hecho su madre por teléfono mientras llegaba su padre de trabajar.

El día de su boda el párroco le dijo en el sermón que en el amor todo no se podía tener controlado, ya que justo mientras esperaba nervioso le preguntó si estaba todo controlado.

Le gusta hacer deporte, el cine y la familia. Un día parado es un día aburrido para él, aunque lo que más le guste es ver una buena película relajado.

«No hacer algo por miedo al fracaso es como suicidarse por miedo a morir”.

El valor que mejor le representa es la Empatía