En resumen, una correcta gestión de proyectos, para que el plato salga para chuparse los dedos es necesario una serie de ingredientes que no pueden faltar. Como el perejil de Arguiñano:

  • OBJETIVOS CLAROS (Alcance, Plazos, Costes)
  • PLAN DETALLADO (tareas, responsables, vinculaciones, productos resultantes)
  • EQUIPO (Director, Sponsor, Gestor de la Oficina de Proyecto, Miembros del equipo)
  • MECANISMOS DE SEGUIMIENTO (reunión de seguimiento, informe de progreso)
  • GESTION DE RIESGOS
Todo ello, documentando, documentando, documentando…
¡Mucho éxito!
Tags

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Archivos