Decía Zenón de Citón: «Tenemos dos orejas y una sola boca, justamente para escuchar más y hablar menos». Nada más […]
Archivos