La curiosidad mató al gato… Pero ¿a cuántos ha matado la falta de curiosidad?
La curiosidad es ir más allá de lo que te presentan en una primera entrega. Es ver una película e investigar en internet sobre la historia que hay detrás, el director o los actores, el making of o las críticas que ha recibido. La curiosidad es leer un buen libro y averiguar qué otros títulos tiene ese autor. La curiosidad es escuchar una buena música y ver sus influencias, a quién a influido, compositores similares, cantantes de la misma época.

La curiosidad en las operaciones en ir más allá de lo que parece evidente. Es entender por qué se nos está cayendo el nivel de servicio, por qué se nos van los clientes o por qué se nos disparan los costes. Es investigar las raíces, no aceptar el primer indicador o la razon evidente. La curiosidad es partir los problemas en pequeños pedazos, atacarlos uno a uno, resolverlos paulatinamente.

Tenemos 2 ojos y dos orejas. Tenemos que estar predispuestos mentalmente a escuchar y ver lo que nos rodea antes de tomar decisiones. Y después de tomarlas, volver a escuchar y ver.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos