¡Sentirse especial!

límite Customer experience
Customer Experience

¿Qué es lo que más venimos valorando a la hora de sentarnos alrededor de una mesa en un restaurante? ¿La calidad del producto?, ¿Elaboración de los platos?, ¿La presentación, frescura del género, la atención que recibimos, la higiene, los precios, la localización del sitio…?

 

Evidentemente, cada uno de estos factores es importante y suma a la hora de volver a un restaurante o recomendárselo a otra persona. Pero hay algo que hace diferencial a un lugar, y es cómo de especiales nos hacen sentir.  

 

Hoy venimos a hablar de un equipo de trabajo que no necesita un departamento de Customer Experience, ya que cada uno de sus miembros lleva ese departamento dentro de sí. Un equipo que de manera humilde y natural, ofrece todo lo que está a su alcance para lograr la satisfacción de sus clientes.

 

La máxima de Mario, jefe de Sala de “Casa 9” (C/ Reina, 9 Madrid), fue hacernos sentir como en casa desde el momento en el que cruzamos la puerta. El local estaba hasta la bandera. Al verlo así, cualquiera pensaría que el servicio sería lento.

 

Al contrario: como buenos profesionales, no permiten que sus comensales se sientan en ningún momento ignorados. No pasabas ni un minuto con la copa vacía, la comida llegaba rápido y además estaba exquisita.

 

Cuidaron detalles que ni siquiera sabíamos que se podían cuidar, inyectándonos emociones con mayúsculas y haciendo que la satisfacción recorriera nuestro cuerpo.

 

Nos hizo sentir únicos, ofreciéndonos su número de teléfono personal para reservarle a él directamente en futuras ocasiones, y que nos situara en la mejor mesa del local. Sin duda, trabajan diariamente en la adquisición de nuevos clientes y les convencen proporcionándoles una experiencia memorable. ¡Si nos despistamos nos llevan a la cocina y nos invitan a comer!

 

Una vez más queda demostrado, sea cual sea el sector, que la apuesta por una buena gestión del Customer Experience trae consigo una serie ventajas que benefician por un lado al cliente, y por otro a la empresa, ya que se consigue aumentar los ingresos, incrementar la lealtad del cliente y reducir costes gracias al boca-oreja, que es la publicidad más valiosa que existe.

 

 

 Natalia Aguayo

ON Soluciones

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Maria José (viernes, 03 junio 2016)

    Efectivamente así fue y la explicación de la experiencia, que fue mágica, está a la altura de la excelente narración, entusiasmo y pasión que la autora del post le ha puesto. Felicidades Natalia y gracias Mario por una comida única!!!